X

Evaluación Serológica de la Leucosis Enzoótica Bovina en Algunos Estados de Venezuela Durante el Período 2006-Mayo 2010

Magaly Bracamonte, M.V. M.Sc.1*, Zoraida Nava, M.V. M.Sc.2 y Rangalvi Velásquez, T.A.I.

1Laboratorio de Virología General, Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas, Sanidad Animal, Apartado 70 | Maracay 2101A, Estado Aragua, Venezuela.

2Cátedra de Microbiología e Inmunología, Facultad de Ciencias Veterinarias, Universidad Central de Venezuela, Apartado 4563 | Maracay, Estado Aragua, Venezuela. | magbracamonte@hotmail.com

Evaluación Serológica De La Leucosis Enzoótica Bovina En Algunos Estados De Venezuela Durante El Período 2006-Mayo 2010.

Evaluación-Serológica-de-la-Leucosis-Enzoótica-Bovina-

La Leucosis Enzoótica Bovina (LEB) es la patología neoplásica más importante de esta especie, producida por el virus de la LEB (VLEB), miembro de la familia Retroviridae (Leuzzi y col., 2001).  En los bovinos infectados por este virus, se ha descrito seroconversión contra el antígeno glicoproteína (gp) 51, caracterizada por la ausencia de manifestaciones clínicas, linfosarcomatosis (LS) o linfocitosis persistente (LP); o ambas.  En ellos, el virus tiene marcado tropismo y proliferación en los linfocitos, especialmente linfocitos B, y también infecta monocitos, trayendo esto como consecuencia un animal seropositivo e infectado de por vida (Monty, 2005).   La transmisión del VLEB ocurre de manera vertical, cuando el becerro ingiere calostro o leche de madres infectadas, y horizontal, a través de artrópodos hematófagos y más frecuentemente por uso de agujas hipodérmicas, guantes ginecológicos o por contacto directo (Kohara y col., 2006; Meas y col., 2002).  Información aportada por asociaciones relacionadas con la sanidad animal y resultados, producto de investigaciones epidemiológicas, describen que la seropositividad de la LEB en la ganadería de leche en Venezuela, se encuentra en porcentajes que oscilan entre 37,5% y 80% (AVISA, 2006; Betancur y Rodas, 2008; Marín y col., 1982; Nava y col., 2011) motivado a que no se han emprendido medidas planificadas e integrales dentro de una campaña de control eficiente de la enfermedad que disminuyan la difusión del virus.  Actualmente existen constantes prácticas de manejo que permiten una elevada transmisión de la enfermedad en las poblaciones bovinas susceptibles.

La seropositividad en los animales ha sido obtenida habitualmente por los métodos indirectos, Inmunodifusión en gel de agar (IDGA) y ensayos inmunoenzimáticos (ELISAs), pruebas oficiales utilizadas para el diagnóstico y vigilancia de LEB, que además ofrecen las ventajas de ser económicas, fáciles de usar, sencillas y pueden analizar un número considerable de muestras (Betancur y Rodas, 2008; Felmer y col., 2006; Marin y col., 1982; Nava y col., 2011).  También, se ha empleado una modalidad de reacción en cadena de la polimerasa, que detecta el DNA proviral en linfocitos de ternero, con fines diagnósticos de infección temprana (Felmer y col., 2006).  La importancia del estudio de esta patología radica en el cuantioso impacto económico, por muerte de animales o por decomiso de éstos en matadero, disminución de producción de leche, en casos subclínicos y clínicos, segregación prematura de afectados; así como, disminución de la eficiencia reproductiva, imposibilidad de exportar reproductores o semen, por imposición de restricciones comerciales internacionales y el potencial zoonótico del virus (Ochoa y col., 2006; Nikbakht y col., 2010; Trainin y Brenner, 2005).

Recientemente, se ha detectado la presencia del antígeno gp 51 en el 7% de pacientes con carcinoma canicular del seno, como consecuencia de la ingestión de leche de vacas infectadas con el VLEB, así como también se ha detectado el genoma  en linfocitos y en el suero de humanos y bovinos, anticuerpos específicos anti-VLEB (Nikbakht y col., 2010; Ochoa y col., 2006).  El VLEB también genera pérdida o disminución de la capacidad de respuesta inmune, los animales infectados no responden adecuadamente  cuando sufren enfermedades infecciosas (Nava y col., 2011)  y tampoco desarrollan la inmunidad que se espera cuando se vacunan contra patologías específicas, como son: Rinotraqueitis Bovina Infecciosa, Diarrea Viral Bovina y Leptospirosis (Trainin y Brenner, 2005).  El Comité Internacional de Leucosis Bovina, fundado en 1968, estableció los lineamientos para el control y erradicación, basados en estrategias que incluyen: pruebas serológicas, sacrificio, segregación y medidas correctivas de manejo.  La inmunoprofilaxis en el campo experimental, no ha tenido mucho éxito (Johnson y Kaneene, 1992).  Actualmente, en Venezuela, no se aplican estrategias masivas, rutinarias y de carácter obligatorio, que incidan positivamente sobre las políticas de control y erradicación de la LEB.

Evaluación serológica en cinco años.

Durante los años 2006 a Mayo 2010, inclusive, se procesaron para su análisis seroepidemiológico, en el Laboratorio de Virología General del Instituto Nacional de Investigaciones agrícolas (INIA), Sanidad Animal, 1848 muestras de suero bovino procedentes de nueve estados del país, remitidas por: INIA regionales, Instituto de Salud Agrícola Integral (INSAI), ambos adscritos al Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y Tierras; y sector privado. Para la detección de anticuerpos específicos contra el VLEB se utilizaron cartuchos de ELISA comercial, Pourquier PO2120, Francia, siguiendo las especificaciones del fabricante. Se evaluó la distribución de seropositivos al VLEB por año, por ubicación geográfica y por finca.

En la Figura 1 se observa el número de animales que resultaron positivos, sospechosos y negativos por ELISA, a la presencia de anticuerpos específicos contra el VLEB por año de estudio.  De un total de 1848 sueros bovinos evaluados, se registró un porcentaje similar de seropositividad durante los tres primeros años, 2006 55,41%, 2007 55,03% y 2008 53,02%, exceptuando el 2009 y 2010, donde los porcentajes de seropositivos resultaron menores, 16,61% y 4,00%, respectivamente. El menor número de seropositivos a LEB en los dos últimos años estudiados es explicable, motivado a que la mayoría de los predios que remitieron muestras estaban sanitariamente supervisados por organismos oficiales, como el INSAI e INIA regionales, situación que favoreció en ellos el control de esta enfermedad.

Figura 1. Distribución anual de muestras de suero bovino positivas y negativas a la presencia de anticuerpos contra el virus de la Leucosis Enzoótica Bovina, por ELISA, 2006-2010.

1-FIG-MVAD308

Sin embargo, estos resultados sugieren que hubo difusión del VLEB en los rebaños bovinos analizados.  Esta diseminación viral puede deberse a la no aplicación de medidas de control, en particular aquellas que actúan impidiendo los mecanismos de diseminación del virus, entre las más importantes: el uso de una misma aguja para inoculación o sangrado de varios animales, al igual que de guantes para palpación; así como, la acción de vectores naturales; insectos y mamíferos hematófagos (Kohara y col., 2006; Meas y col., 2002).

Los elevados índices de prevalencia de LEB en Venezuela deben ser controlados implementando estrategias  de aplicación paulatina, como parte de un programa oficial de control y erradicación de la enfermedad, motivado al elevado riesgo de infección que representa el VLEB para los humanos, con base en las investigaciones recientes acerca de la LEB como potencial zoonosis (Nikbakht y col., 2010; Ochoa y col., 2006), así como también por las cuantiosas pérdidas económicas que ha generado en los rebaños bovinos lecheros en el mundo (Sandev y col., 2004; Trainin y Brenner, 2005).

En la Figura 2 se aprecia la distribución de animales seropositivos a LEB por la técnica de ELISA, en nueve estados evaluados de Venezuela, durante el periodo 2006-Mayo 2010, teniendo la mayor proporción de seropositivos tres de ellos, a saber: Zulia 60,90%, Barinas 19,71% y Anzoátegui 13,25%. Los seis estados restantes tuvieron escasos o ningún seropositivo: Lara 5,00%, Falcón 0,65%, Aragua 0,49% y Carabobo, Cojedes y Guárico 0,00%, respectivamente.

Figura 2. Distribución por estado de muestras de suero bovino seropositivas y seronegativas a la presencia de anticuerpos contra el virus de la Leucosis Enzoótica Bovina (LEB), periodo 2006-Mayo 2010.

2-FIG-MVAD308

Las mayores proporciones de seropositividad encontradas pueden atribuirse a que la mayor población bovina está concentrada en los estados ganaderos, entre ellos los tres que presentaron mayor número de positivos, lo cual podría favorecer la diseminación de la LEB.

En la Tabla 1 se muestra la distribución porcentual de fincas seropositivas y seronegativas a LEB de acuerdo con su ubicación geográfica, observándose un total de 83,33% fincas seropositivas y 16,67% seronegativas.  Así mismo, el elevado porcentaje de fincas seropositivas distribuidas en seis de los nueve estados del País, a saber: Anzoátegui 71,43%, Aragua 100,00%, Barinas 50,00%, Falcón 100,00%, Lara 100,00%, y Zulia 95,45%, indican que esta patología está difundida en distintas áreas geográficas del País.

TABLA 1. Distribución porcentual de fincas seropositivas y seronegativas a Leucosis Enzoótica Bovina, por ELISA, en función de su ubicación geográfica, periodo 2006-mayo2010.

 Por los antecedentes descritos acerca del diagnóstico laboratorial y transmisión viral, relevancia e impacto económico, situación seroepidemiológica retrospectiva  y control de la Leucosis Enzoótica Bovina en Venezuela, se justifica la implementación de un programa de vigilancia y control efectivo de esta patología. En el ámbito mundial, la adopción de medidas de higiene veterinaria y la eliminación de reses infectadas se ha erigido como la forma más eficaz de lucha contra la enfermedad (SENASA, 2004; Thurmond, 1991).  Las recomendaciones propuestas en el ámbito internacional para el control de la LEB son:

1. Desinfectar y lavar adecuadamente todo tipo de instrumental contaminado con sangre. 2. Extremar la higiene para evitar el contagio por administración de inyectables y para extraer sangre. 3. Emplear guantes descartables para la palpación rectal. 4. Descornar las terneras antes de los 6 meses de edad. 5. Instrumentar un programa básico de control de insectos hematófagos. 6. Realizar servicios mediante Inseminación Artificial con semen negativo al VLEB. 7. Evitar en terneras el consumo de calostro de vacas positivas. Disponer de calostro negativo. 8. Implementar una estrategia sanitaria, con eliminación de vacas positivas a Leucosis. 9. Establecer dos rebaños independientes, para separar animales positivos de los negativos y 10. Promover establecimientos cerrados.

Conclusiones

La seropositividad elevada frente al VLEB sugiere la existencia de una fuerte actividad viral en las zonas evaluadas.

La aumentada proporción de animales seropositivos y de fincas seropositivas en la mayoría de los estados evaluados, pareciera indicar que la infección por el VLEB está ampliamente difundida en el país.

Recomendación

Es necesaria la implementación de una vigilancia seroepidemiológica rutinaria con el objeto de determinar si existe una elevada difusión del VLEB en los rebaños bovinos de Venezuela, así como también la identificación de portadores del mismo, de manera más temprana, para así aplicar las medidas más eficientes de control y prevención de esta enfermedad, actualmente difundida en la ganadería nacional, cuya implementación va a depender del manejo de cada finca.

 

Bibliografía

  1. AVISA, Asociación Venezolana de Industrias de la Salud Animal. (2006). Publicación Enseñanza. En línea: http://www.avisa.org.ve. Consulta: 18 de Diciembre 2006.
  2. Betancur, C y Rodas, J. (2008). Seroprevalencia del virus de la Leucosis Viral Bovina en animales con trastornos reproductivos de Montería. Rev. MVZ. Córdoba. 13(1): 1197-1204.
  3. Felmer, R.; Zuniga, J. y Recabal, M. (2006). Estudio comparativo de un PCR anidado, ELISA y AGID en la detección del virus de la Leucosis bovina en muestras de suero, sangre y leche. Arch. Med. Vet. 38(2): 137-141.
  4. Johnson, R. and Kaneene, J.B. (1992). Bovine Leukaemia virus and Enzootic Bovine Leukosis. Vet. Bull. 62(4): 287-312.
  5. Kohara, J.; Konnai, S. and Onuma, M. (2006). Experimental transmission of bovine leukemia virus cattle via rectal palpation. Jpn. J. Vet. Res. 54(1): 25-30.
  6. Leuzzi, L.; Fernándes, A. y Alcindo, A. (2001). Revisão: Leucose enzoótica bovina e vírus da leucemia bovina. Semina Ci. Agrárias Londrina.  22(2): 211-221.
  7. Marín, C.; De López, N.; De Álvarez. L.; Castaños, H.; España, W.; León, A. and Bello. A. (1982). Humoral spontaneous response to bovine leukaemia virus infection in Zebu, sheep, buffalo and capybara. En: Fourth International Symposium on Bovine Leukosis.  Curr. Topics in Vet. Med. and An. Sci. 15: 310.
  8. Meas, S.; Isui, T.; Ohaschi, K., Sugimoto, C. and Osuma, M. (2002). Vertical transmission bovine leukemia virus and bovine immunodeficiency virus in dairy cattle herds. Vet. Microbiol. 84: 275-282.
  9. Monti, G. (2005). Epidemiology, infection dynamics and effective control of Bovine Leukemia Virus within dairy herds of Argentina: A quantitative approach. Ph.D. Thesis. Quantitative Veterinary Epidemiology Group, Wageningen University; Germany. 161 p.
  10. Nava, Z.; Obando, C.; Molina, M.; Bracamonte, M. y Tkachuk, O. (2011). Seroprevalencia de la Leucosis Enzoótica Bovina y su asociación con signos clínicos y factores de riesgo en rebaños lecheros del estado Barinas, Venezuela. Rev. Fac. Cs. Vets. 52 (1): 11-21.
  11. Nikbakht, Gh.; Rabbani, M.; Emam, M. and Rezatofighi, E. (2010). Serological and genomic detection of bovine leukemia virus in human and cattle samples. Int. J. Vet. Res. 4(4): 253-258.
  12. Ochoa, A.; Uribe, A. y Gutiérrez, M. (2006). Estudio del potencial zoonótico del virus de la Leucosis Bovina y su presencia en casos de cáncer de seno. Universitas Scientiarum, Revista de la Facultad de Ciencias de la Universidad Pontificia Javeriana. 11(002): 31-40.
  13. Sandev, N.; Koleva, M.; Binev, R. and Ilieva, D. (2004). Influence of enzootic bovine leucosis upon the incidence of subclinical mastitis in cows at a different stage of infection. Vet. Arch., 74: 411-416.
  14. SENASA (Servicio Nacional de Sanidad). (2004) .Manual de procedimientos para Leucosis Bovina Enzoótica. Dirección de Luchas Sanitarias; Argentina. pp. 25.
  15. Trainin, Z. and Brenner, J. (2005). Review the direct and indirect economic impacts of bovine leukemia virus infection on dairy cattle. Isr. J. Vet. Med. 60(4): 94-105.
  16. Thurmond, M. (1991). Calf management to control bovine leukemia virus infection. Cornell Vet.  81(3):227-231.

Foto: agropecuariaazteca.com